Yo Soy Verde

Especiales ambientales

Mitigación del cambio climático

04. Soluciones para mitigar el cambio climático

  • No tener coche: Si no te resulta imprescindible disponer de un coche, es mejor optar por no tenerlo. No debemos olvidar que el proceso de fabricación de los coches requiere de energía y de materias primas que la mayoría de las veces no se reciclan una vez que nos deshacemos de ellas.
  • Coche híbrido o eléctrico
  • Utiliza un coche híbrido o eléctrico: Podemos sustituir nuestro coche con motor de combustión por uno híbrido o eléctrico, asegurando de esta forma que la energía con la cual se va a abastecer nuestro coche tiene un origen renovable.
  • Utiliza el transporte público o comparte el transporte privado: Este hecho evitará el uso masivo de coches, además de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera que provocan los motores de combustión.
  • No viajar en avión: Viajar desde un punto a otro del planeta a una velocidad muy elevada tiene un coste energético muy alto. Si se redujeran el número de vuelos que se hacen al año, y se optara por utilizar transportes terrestres como el tren o el autobús, se evitaría quemar muchas toneladas de queroseno de origen fósil.
  • Teletrabajo: De este modo, evitaremos tener que utilizar cualquier medio de transporte. Además, evitaríamos el uso excesivo de edificios destinados al trabajo, y por tanto también se evitarían costes asociados a la construcción y al mantenimiento de dichos edificios.
  • Dieta saludable: Para la producción de los alimentos, se ocupan terrenos donde se podría estar almacenando CO2 en forma de bosques. Además, los animales se alimentan de pienso, que necesita a su vez de grandes extensiones de agua y de tierra para que se puedan producir. Por esta razón, es recomendable comer de manera saludable, reduciendo la cantidad de carne que consumimos.
  • No desperdiciar los alimentos: Es tan importante o más que llevar una dieta saludable. Tenemos que comprar únicamente aquellos alimentos que vayamos a necesitar, sin excedernos en nuestras compras.
  • Producir nuestra propia comida: Si tenemos espacio para cultivar nuestros propios vegetales y árboles frutales, estaremos contribuyendo a emitir menos cantidad de CO2 a la atmósfera, puesto que se elimina la energía que se puede llegar a gastar en toda la cadena de intermediarios alimenticios. Además, nos aportará alimentos sanos y un mayor bienestar.
  • Productos locales. Productos de temporada

  • Consumir productos locales y de temporada: Los productos de temporada no requieren el uso de calefactores ni de refrigeradores para su producción. Por consiguiente, si consumimos productos locales, evitaremos que se produzca un gasto energético en su transporte.
  • Reduce, reutiliza y recicla: Esto ayuda al medio ambiente en múltiples aspectos, sobre todo si reducimos los desechos que tiramos y reutilizamos los materiales que ya hemos usado, puesto que reciclar conlleva la emisión de CO2 para el transporte y procesamiento de los materiales.
  • Utilizar electrodomésticos eficientes: Podemos ahorrar energía utilizando al máximo su capacidad, sobre todo en la lavadora o en el lavavajillas. Uno de los sitios donde más energía gastamos en un hogar es en la cocina, donde recomendamos no tener gas, sino placa eléctrica o de inducción.
  • Utilizar electricidad de origen renovable: A la hora de elegir un proveedor de electricidad, debemos asegurarnos de que el origen de ésta es 100% renovable.
  • Reforzar correctamente el aislamiento de nuestros hogares: Debemos aislar correctamente nuestras puertas y ventanas para evitar que el frío o el calor del exterior entre en nuestros hogares. Tenemos que evitar, en la medida de lo posible, el uso excesivo de la calefacción y el aire acondicionado.
  • Informa sobre la educación ambiental dentro de tu círculo más cercano: Compartir estos consejos con tu círculo más cercano puede ayudar a marcar un cambio. No obstante, no es necesario que todos tomemos todas y cada una de las medidas. Se trata de elegir las que mejor se adapten a cada uno de nosotros. De esta forma, poco a poco estaremos influyendo a empresas, gobiernos y legisladores para que tomen todas las medidas necesarias.

Las consecuencias del cambio climático son y serán cada vez más graves para nosotros, los seres humanos, y por tanto para nuestro planeta. El problema es real e inminente, es muy necesario que tomemos medidas que ayuden a mitigar el cambio climático que afecta a nuestro planeta.

Fuente: Ambientum, EFE VERDE,

< Anterior

Mitigación del cambio climático

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar datos estadísticos sobre hábitos de navegación. El uso de cookies es necesario para la notificación de incidencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies